Saltar al contenido

¿Qué tipos de Halitosis Existen y Cuales son sus Causas?

Qué tipos de Halitosis Existen. La Halitosis, es popularmente conocida como mal aliento y se define como el grupo de olores desagradable que se presenta por la boca.

Actualmente, es considerada como un grave problema social vinculado con la higiene bucal deficiente o también por patologías de la cavidad oral, cuyas manifestaciones son producto de otras enfermedades.

Si quieres saber más acerca de esta interesante temática, te recomendamos

¿Qué es la halitosis?

Hoy en día, la Halitosis es reconocida como mal aliento y suele ser una de las problemáticas más comunes de la sociedad.

De hecho, se estima que el 40 % de la humanidad ha sufrido de halitosis en algún momento de sus vidas.

Qué tipos de Halitosis Existen

Normalmente, es originado por la descomposición interna de los alimentos que consumimos y, además, se conoce que esta enfermedad bucal comienza a través de la boca (en la gran mayoría de los casos, pero es bastante difícil de diagnosticar.

Ya que, es casi imposible que uno mismo pueda descubrir y detectar la existencia del mal aliento.

La halitosis, puede llegar a afectar nuestras relaciones interpersonales y también reduce nuestra autoestima.

Así que, si una persona está padeciendo de esta problemática, es recomendable que otra persona cercana le comenté su dificultad para que el afectado pueda recibir tratamiento cuanto antes.

Afortunadamente, por medio de la ayuda profesional de un odontólogo podemos contribuir al diagnóstico apropiado.

Causas de una halitosis

En la actualidad, se han descubierto que son muchísimas las causas que la originan, entre las más comunes se encuentran:

  • Mala higiene bucal: Cepillado inapropiado y mal uso del hilo dental
  • Consumo de algunos alimentos como: el ajo o la cebolla
  • Enfermedades en las encías
  • Tabaco y alcohol
  • Diabetes, cáncer, trastornos hepáticos y padecimientos con el hígado, etc.
  • Sequedad en la boca generada por medicamentos, trastornos clínicos o disminución del flujo salival mientras se duerme conocido como “aliento matinal”.

Tipos de halitosis

Por lo general, las alteraciones o cambios del olor en el aire que exhalamos puede ser distinguida en diversas formas.

Es decir, dependiendo de la intensidad, el olor puede ser perceptible o no e incluso ser muy intenso y desagradable.

Por esa razón, existen niveles de escalas científicas que la representan, tal y como por ejemplo la de Rosenberg.

Qué tipos de Halitosis Existen

Su gravedad se verá influenciada dependiendo de la frecuencia que se produzca este mal aliento, la cual, puede variar a ser ocasional, intermitente, continúas y en el peor de los casos, crónica.

Así que, todo dependerá de su duración (larga o corta) y también del tipo de olor con el que se emite.

Ahora bien, estos son los diferentes tipos de halitosis que podemos encontrar en la actualidad:

Halitosis verdadera o genuina:

Aquí, podemos determinar que realmente existe la presencia del mal aliento y que además, se puede medir porque en su mayoría son de procedencia oral.

Normalmente, el odontólogo detecta, diagnostica y recomienda un tratamiento de inmediato.

Es importante resaltar que, en esta halitosis verdadera se divide en dos grupos: Halitosis fisiológica y halitosis patológica.

Cuáles son los Tipos de Halitosis Existentes 

Por suerte, a continuación, mencionaremos sus grandes diferencias:

1. Halitosis fisiológica

Es aquel tipo que se origina de manera natural, gracias al funcionamiento de nuestro cuerpo.

Un ejemplo conveniente para este tipo de halitosis, es cuando nos despertamos en las mañanas después de una larga jornada de sueño.

Y es que, cuando no efectuamos el cepillado correcto por las noches, las bacterias que habitan en nuestro organismo suelen multiplicarse en toda la superficie de la lengua y el resto de tejido, conjuntamente con el flujo salival que se reduce por las noches.

2. Halitosis patológica

Se considera que la halitosis patológica, cuando se produce cuando mantenemos el mal aliento de forma crónica y frecuencia, representada por la dispersión de gases de mal olor a través de la cavidad oral.

Por lo general, este olor suele subir de intensidad en las primeras horas del día, justo cuando nos levantamos.

Ocasionalmente, la persona no tiene consciencia de su gran problemática.

De hecho, el 90 % de los casos se debe a una deficiencia en la salud bucodental y también, las enfermedades de las encías.

Asimismo, se cree que más 60 % de halitosis está relacionada con alguna enfermedad periodontal, tales como la gingivitis (encías enrojecidas y con sangrado) y la periodontitis (encías inflamadas, enrojecidas con facilidad a sangrado.

Al mismo tiempo, tiende a producir destrucción ósea, movilidad dental, bolsas periodontales al igual que la recesión de las encías)

Vale la pena mencionar que, más del 10 % de los casos de halitosis se han producido por alguna causa ajena a los problemas bucodentales.

Así como también, las enfermedades otorrinolaringológicos, dificultades hepáticas o renales, problemas digestivos, etc., cuyos son de gran importancia diagnosticarlos con tiempo.

Pseudohalitosis:

En este tipo no existen ningún mal olor, sin embargo, el paciente cree y asegura que si lo hay.

Halitofobia:

Esta es la fobia o miedo irracional a poseer aliento desagradable.

Normalmente, se produce cuando una persona ya ha pasado por un tratamiento exclusivo de la halitosis y aún después de su recuperación sigue pensando que el mal aliento persiste.

La Halitofobia y la Pseudohalitosis, son de carácter psicológicos y por ende, deben de ser tratados por un médico especialista en esa área: psicólogo o psiquiatra.

Consejos para Evitar el mal Aliento

Para evitar tener mal aliento tendrás que seguir estos interesantes consejos:

  • Visita periódicamente a tu dentista de confianza y procura realizarte una limpieza con pulido dental de carácter profesional. De esta manera, reforzarás la higiene bucal.
  • Además, pregúntale y descarta con un diagnostico de tu dentista, si tu halitosis es por causas de enfermedades periodentales, caries, obturaciones desbordantes, entre otras.
  • Mantén tu boca hidratada.
  • Haz un buen y correcto cepillado
  • Mastica chicle sin azúcar
  • Aléjate del tabaco y alcohol.
  • Consume ajo y cebolla con moderación. Ya que, en los universos que sufren de halitosis se acentúa el mal olor al comer estos alimentos.

Finalmente, recordamos que esta patológica bucal no es mal de morir. Pues, tiene remedio, puede ser evitada y controlada aplicando una buena higiene bucal y cumpliendo las recomendaciones de un dentista profesional.

Igualmente, esperamos que esta información haya sido de gran ayuda para ti para que conoscas que Qué tipos de Halitosis Existen.