Saltar al contenido

La Pérdida de Dientes y Sus Consecuencias

La pérdida de dientes es un problema común que hace que los dientes se desplacen en la boca, lo cual puede resultar en problemas funcionales.

El envejecimiento no es la única causa de pérdida de dientes en los adultos.

Cuáles Son Las Causas de la Perdida de los Dientes

Pérdida de Dientes
Pérdida de Dientes

La pérdida de dientes puede ocurrir por varias razones. Una comprensión real de las causas puede ayudar a las personas a prestar especial atención a las áreas problemáticas y, por extensión, a prevenir la pérdida de dientes.

  • Malos hábitos alimenticios
  • Mala higiene bucal
  • Comportamientos nocivos para los dientes
  • Accidentes

Malos hábitos alimenticios

Una buena salud bucal comienza con una dieta equilibrada. Comer alimentos que son dañinos para los dientes puede promover las caries y llevar a la pérdida de dientes.

La dieta juega un papel importante en el desarrollo de las caries. De hecho, lo que usted come puede causar caries.

Cuando usted consume dulces, las bacterias que se encuentran en la placa se mezclan con el azúcar para producir un ácido que ataca el esmalte dental.

Si la cavidad no se repara, puede empeorar, lo que puede conducir a la pérdida de dientes.

Mala higiene bucal

Para evitar que la bacteria se propague, es importante interrumpir la placa que alberga a la bacteria cepillando cuidadosamente sus dientes al menos dos veces al día y utilizando el hilo dental diariamente.

Las bacterias de la placa no sólo son responsables de las caries, sino que también causan enfermedades de las encías.

A largo plazo, las caries y las enfermedades de las encías pueden provocar la pérdida de uno o más dientes.

Es muy importante que vea a su higienista dental y dentista por lo menos una vez al año, incluso si no tiene dolor de muelas o si piensa que su salud bucal está bien.

El tiempo que transcurre entre el examen y la cita para la limpieza dental puede variar dependiendo de la susceptibilidad de la persona a las caries o a la acumulación de sarro, la edad, la presencia de enfermedad periodontal (periodontitis) u otros factores de riesgo como el tabaquismo.

Comportamientos nocivos para los dientes

Rechinar los dientes (bruxismo), beber cantidades excesivas de bebidas energéticas, fumar, masticar hielo, perforar el labio o la lengua y abrir cosas con los dientes son comportamientos que pueden ser dañinos para los dientes y posiblemente llevar a su pérdida.

Accidentes

Los dientes corren el riesgo de dañarse durante ciertos deportes de contacto como el hockey y el fútbol.

Aunque los protectores bucales personalizados son extremadamente comunes en los deportes profesionales, no es necesario ser un atleta profesional para usarlos.

Un protector bucal se recomienda para cualquier persona que practique un deporte que implique el riesgo de caídas o golpes, por ejemplo, hockey, artes marciales, ciclismo, boxeo, patinaje sobre ruedas, esquí o fútbol.

A diferencia de los protectores bucales prefabricados disponibles en el mercado, el protector bucal personalizado está diseñado por profesionales de la salud bucal y se fabrica a partir de una impresión dental.

Optimiza el confort y la respiración, es más apto para permanecer en su lugar y no tiene efectos adversos en el rendimiento.

Además de proteger los dientes de lesiones, el protector bucal personalizado:

  • reduce el riesgo de conmoción cerebral; disminuye el número, la gravedad y el riesgo de fracturas en la mandíbula y los dientes;
  • reduce las lesiones en el cuello y las membranas mucosas de la boca.
  • ¡Sobre todo, protege su sonrisa!

Consecuencias de la pérdida de uno o más dientes

Cuando falta uno o más dientes, el tiempo es el enemigo, ya que, si la situación no se trata, los dientes adyacentes se desplazan gradualmente en un intento de cerrar la brecha.

Estos movimientos naturales provocan una serie de problemas que agravan la situación inicial.

Los dientes que se mueven crean nuevos espacios entre los otros dientes, donde la comida puede quedar atrapada y acumularse.

Estos espacios se vuelven difíciles de mantener y son susceptibles a la penetración de bacterias causantes de caries y a enfermedades de las encías, que a largo plazo pueden llevar a la pérdida de hueso.

Además, el antagonista (el diente de la mandíbula opuesta) comienza a separarse de su encaje en un intento de buscar su antiguo punto de contacto.

La encía alrededor de este diente retrocede, causando a menudo una mayor sensibilidad debido a la exposición de parte de la raíz, así como una pérdida de robustez.

Este fenómeno generalmente continúa hasta que el diente encuentra otro punto de contacto o se cae.

Masticar con menos dientes aumenta la carga de trabajo de los dientes restantes y puede provocar un desgaste prematuro.

La pérdida de la estructura ósea, tanto en la boca como en la cara, es otra consideración, y la flacidez de los tejidos de soporte facial es un signo de envejecimiento prematuro.

Afortunadamente, existen soluciones para el reemplazo de los dientes perdidos. Estos incluyen implantes, puentes y dentaduras postizas.

Estas soluciones ayudan a restaurar una sonrisa estética y funcional, devolviendo al rostro un aspecto más joven.

Todos estos tratamientos requieren una evaluación previa en profundidad por parte de profesionales cualificados.

Una consulta dental global es la oportunidad perfecta para un análisis completo y detallado de su sonrisa y para discutir las diferentes soluciones disponibles para usted.